POLLO EN SALSA Y PURE DE BATATAS

Es un pollo tan tierno que se deshace al pincharlo con el tenedor y al meterlo en la boca. Está casi caramelizado por el efecto de la cebolla, la cerveza y al haberse cocinado con la técnica del estofado. El pimentón agridulce de la vera lo alegra y da un colorcillo picarón y el puré de batata amarilla es el colofón de un plato delicioso y dulzón, porque, con arroz estaría bueno, claro... Con papas cocidas o fritas seguramente también. Pero el puré de batata amarilla con la salsita deliciosa de este pollo es algo que hará que te chupes los dedos... 



INGREDIENTES (3 personas)

  • 6 contramuslos de pollo (con la piel y el hueso)
  • 5 dientes de ajo
  • 1 cebolla grande
  • 15 ml de aceite de oliva
  • 200 ml de cerveza
  • harina para enharinar el pollo
  • 1 cucharada de pimentón de la vera
  • sal marina gruesa
  • pimienta negra molida
  • 300 g de batata amarilla
  • 75 ml de leche de avena
  • nuez moscada
  • pimienta negra molida


ELABORACIÓN

1º) Enharinar el pollo, salpimentarlo ligeramente y freírlo en el aceite. Bastarán 2 minutos por cada lado, lo justo para dorarlo y sellarlo. Sacar el pollo del aceite y reservarlo.

2º) En el mismo caldero/olla y con el mismo aceite, dorar los ajos laminados. Sacarlos y ponerlos junto al pollo.

3º) Cortar la cebolla en juliana y pocharla en el mismo aceite. Cuando esté muy pochada y muy doradita, incorporar el pimentón, rehogar un poco, añadir el pollo y los ajos y verter la cerveza. Agitar un poco la olla, bajar el fuego a 3-4 de 10, tapar y dejar estofarunos 50 minutos. De esta manera el pollo soltará todos sus jugos, se mezclarán con la cerveza, reducirán y espesarán, concentrando mucho sabor, al tiempo que la carne estará increíblemente tierna. Rectificar del sal y pimienta si hiciera falta.

4º) Hacer el puré de batata amarilla: pelar la batata, lavarla, cortarla en trozos grandes y cocinarla unos 5 minutos en el microondas. Salpimentarla y añadirle la nuez moscada. Triturarla o aplastarla muy bien y añadirle poco a poco la leche de avena hasta encontrar el punto que nos guste. Debe quedar muy fina de textura. Reservar.

5º) Servir los contramuslos sobre el puré de batata con un poco de la salsita.



FUENTE: http://laube-sanoyderechupete.blogspot.com.es/

PAN 100% CENTENO CON MASA MADRE DE IBAN YARZA

Hoy os traigo esta maravilla de pan, un pan donde no tenemos que amasar y hasta el más torpe le saldrá perfecto, con un sabor increible, un olor que hasta el vecino tocará en la puerta para preguntarte, es un pan contundente, húmedo como todo buen pan de centeno, no dejeís de hacerlo.
Para 2 moldes cuadrados de bizcocho 22 cm.
Primer paso 22:00 h
10 g de masa madre de centeno (media cucharada sopera)
85 g de harina integral de centeno
85 g de agua tibia
Segundo paso 9:00 h
180 g del primer paso
180 g de harina blanca de centeno
180 g de agua tibia

Quitamos 50 g de reserva y con el resto hacemos la masa.
Para el pan, 13:00 h
490 g de masa madre activa
490 g de harina blanca de centeno
490-520 g de agua, según absorción de harina
40 g de miel
16 g de sal

(Opcional, 15 g de levadura de panadero, 5 g de la seca)
(Opcional, 250 g de pasas y nueces; o bien de semillas; o bien de orejones y avellanas; o bien de higos secos y con semillas de hinojo molido; etc.)

Se mezcla todo bien en un bol con la mano, consiguiendo un barro pegajoso, imposible de amasar en una mesa.
Se enaceitan dos moldes de bizcocho de unos 22 cm y se llenan hasta poco más de la mitad.
Se pone a fermentar a temperatura ambiente (que no haga ni frío ni calor, unos 25º es ideal).

Cuando la masa alcanza el borde del molde se mete al horno calentado a 250º c. Pasados 10 minutos se baja a 200ºc y se continua la cocción otros 50 minutos más, (un total de unos 60-65 minutos).
Se saca del molde con cuidado y se deja enfriar en una rejilla.
Una vez frío, se envuelve en un paño o papel y se deja reposar un día antes de cortarlo.



ALBÓNDIGAS VEGETARIANAS DE SOJA TEXTURIZADA

Hoy os proponemos hacer unas albóndigas diferentes. Para ello no hemos empleado ni carne ni pescado, sino soja. De esta manera vamos a conseguir unas albóndigas muy originales y nutritivas, que gustarán tanto a adultos como a pequeños.


INGREDIENTES:


  • 100 grs de soja texturizada fina
  • 50 grs de pan rallado
  • Salsa de soja
  • Tomate frito
  • 2 dientes de ajo
  • 1/4 cebolla
  • Perejil molido
  • Orégano molido
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 tomate


Instrucciones:

  1. Se pone la soja texturizada a cocer durante unos minutos hasta que se hinche y se haga más grande.
  2. Cuando este la soja, se escurre y la echamos en un bol grande y hondo, donde echaremos también los 2 dientes de ajo ya cortados muy finos, la cebolla, el tomate y el pimiento, todo cortado en pequeños trozos, y se añade un poco de perejil molido.
  3. Se mezcla todo, echamos un chorreo de salsa de soja, y el pan ya rallado.
  4. Y le damos forma de albóndigas, cuando ya las tengáis echas se fríen en una sartén con aceite de oliva(también se puede con aceite de girasol).
  5. Cundo estén fritas las albóndigas en la misma sartén (ya sin aceite) o en una cacerola se echan las albóndigas se le echa el tomate frito por encima y por encima del tomate echamos un poco de orégano molido, ese toque le da muy buen sabor, se va moviendo para que estén bañadas en tomate las albóndigas y cuando estén calientes a comer.





CHOCO EN SALSA CANARIA

 Este plato nació de la mano de los marineros durante las mareas que duraban entre 20 y 40 días. Es un plato sencillo como todos y sólo se tiene que vigilar, y no tanto, el tiempo de cocción, para que el choco quede tierno con el punto de que lo tienes que romper con el diente y luego, prácticamente, deshacerse en la boca. 



INGREDIENTES:

2 Kg de chocos
 1 cebolla grande,
 1 pimiento verde,
 6 dientes de ajos,
3 tomates medianos, 
1/2 kg de papas, 
pimentón, 
pimienta de cayena 
comino molido, tomillo, 
laurel, 
aceite,
 vinagre, 
2 vasos de vino blanco, 
agua y sal.



PREPARACIÓN:

     Una vez limpios los chocos, se trocean en tacos al igual que los rejos. Seguidamente se hace un refrito con la cebolla finamente picada, el pimiento en lascas pequeñas y los tomates pelados y despepitados. Cuando ya casi esté se le añade un majado hecho con un poco de sal, los ajos, la pimienta y los cominos.
     Cuando el sofrito esté en su punto, se echa encima los chocos y se le añade un poco de pimentón (la punta de un cuchillo), se revuelve para que se mezcle todo, se rocía con el vino blanco, un chorrito de vinagre y  agua. Se le agrega un poco de tomillo y una hoja de laurel, se tapa el caldero, hasta que el choco esté bien guisado.
     Se sirve acompañado de papas sancochadas.

     P.D. Hay quien pasa la salsa por el pasapurés y otros la sirven tal cual, de las dos maneras está delicioso.





FUENTE: http://cosillasdeguancheloco.blogspot.com.es/

GADO GADO ENSALADA

Esta ensalada es uno de los platos tradicionales indonesios que proviene de la isla de Java. La salsa normalmente se muele manualmente en un mortero de piedra.
El plato es muy popular y figura en todos los menús de los hoteles y restaurantes de toda Indonesia, así como en los restaurantes indonesios existentes en occidente.
Cuando la salsa esté hecha, las verduras cocidas o al vapor se añade  mezclarlo todo bien.
Normalmente este plato se toma como plato único porque la salsa cacahuetes llena bastante. Me gusta tomar gado-gado para comer, por la noche creo que es demasiado pesado.

Cuando hirváis la verdura, tenéis que fijaros bien en el tiempo de cocción. La verdura tiene que cocerse muy rápido para que todavía esté crujiente. Aparte de las verduras que he puesto aquí abajo, también podeís emplear patatas cocidas, huevos cocidos, lechuga  el gado-gado.

Ingredientes principales.
250 g de patatas
2 Zanahorias medianas
200 g de judías verdes
¼ Col cortada en juliana
3 Huevos cocidos
½ Pepino
150 g de tofu fresco
100 g de brotes de soja
Para la salsa de cacahuetes:
1 cucharada de aceite
1 cucharada de salsa de pescado
1 Cebolla
2 dientes de ajo
2 Guindillas rojas
250 g de crema de cacahuete
250 ml de leche de coco
2 cucharaditas de salsa de soja
1 cucharadita de azúcar
1 cucharada de salsa de tomate
80 g de cacahuetes tostados


PREPARACIÓN:
Para preparar la receta de Gado gado (Verduras con salsa de cacahuetes)

En primer lugar, cortamos las patatas en rodajas gruesas y las ponemos a hervir en una cacerola, partiendo de agua fría.

Cuando hierva, bajamos el fuego y dejamos cocer a fuego lento durante 6 minutos. Escurrimos y dejamos que se enfríen.

A la vez, cortamos la zanahoria en láminas gruesas y las judías en trozos de 4 cm. Las cocemos en agua hirviendo durante 3 minutos. Las retiramos, las pasamos por agua fría y las escurrimos bien.

Escaldamos la col en un cazo con agua hirviendo durante 20 segundos. La pasamos por agua fría y la escurrimos bien.

Cortamos los huevos cocidos en cuartos y los colocamos en una ensaladera junto a las patatas, la zanahoria, las judías, la col, los brotes de soja, el pepino y el tofu, en montones diferentes.

Para hacer la salsa de cacahuetes, en una cacerola con aceite pochamos la cebolla y el ajo. Incorporamos la guindilla y rehogamos todo 1 minuto más.

Retiramos del fuego la cacerola y la mezclamos con la crema de cacahuete.

La ponemos al fuego de nuevo y, lentamente, vertemos la leche de coco. Llevamos a ebullición la salsa, a fuego lento y removiendo constantemente para que no se pegue y se queme. Reducimos al mínimo el fuego, añadimos la salsa de soja, la salsa de pescado, el azúcar y la salsa de tomate y mantenemos el fuego bajo durante 1 minuto más. Dejamos que se enfríe.

Vertemos un poco de la salsa de cacahuetes sobre la ensalada, aderezamos con loscacahuetes troceados y servimos el resto de la salsa en un cuenco.

QUESO FRESCO CASERO

Reconozco ser una fanática incondicional de los quesos, me encantan desde los más suavecitos, como el queso de Burgos o el requesón a los más fuertes como los curados de oveja, pasando por nuestro incomparable cabrales o los de cabra en cualquiera de sus formatos. Pero claro jamas me plantee hacerlos en casa, se que hay kits para hacer queso en casa, pero si meto más trastos en la cocina mi pareja me hace las maletas. Y hace unos días "buceando" por la red encontré una manera, muy sencilla, sin necesidad de nada especial de preparar queso fresco en casa ¿?, cuando leí la receta mi cara fue de absoluta incredulidad, pero me puse manos a la obra y alucine con el resultado.


 Este lácteo se obtiene por medio de un procedimiento aplicado a la leche pasteurizada (como la que compras en el mercado) en una coagulación provocada con un medio ácido, que puede ser cuajo, jugo de limón o bacterias de uso gastronómico. Este medio ácido facilita que la lactosa (azúcares) de la leche de vaca, cabra o la que uses, se convierta en un ácido láctico, beneficial para nuestro organismo.



INGREDIENTES:

 Leche pasteurizada, como la que compras en el mercado, en la variedad que prefieras. Elige las que vienen en bolsa o botella,las que están en la nevera fresca del día, no las de caja ni las larga vida, pues no cuajará el queso.

- Media cucharadita de cuajo (de venta en farmacias)
- Sal marina (al gusto)



PREPARACIÓN:


En una olla de acero inoxidable ponemos la leche junto con la sal y la calentamos hasta que alcance una temperatura de unos 38º, le añadimos el cuajo y lo dejamos hasta que cuaje del todo, tardará una media hora, una vez haya cuajado removemos con las varillas, Sobre un colador ponemos una gasa o un trapo de algodón, que es poroso, bien limpio. Volcamos la mezcla y lo dejamos escurrir.




Pasados unos minutos, formamos una bola con ayuda de la gasa o el trapo, atamos las esquinas para ejercer presión y lo dejamos colgando o en el grifo de la cocina, que tiene altura, o en una de las estanterías de la nevera, poniendo un cuenco debajo para recoger el suero que va soltando. Lo dejamos una hora.


Lo pasamos a un tuper y precionamos para que coja la forma y a la nevera mínimo un par de horitas y ya podemos degustarlo.








OYAKODON

Oyakodon es una receta japonesa con múltiples variantes sobre una base de arroz, servida en un cuenco donburi y una salsa dulce con el mismo nombre. Existe un sinfín de modalidades . y todas ellas deliciosas



INGREDIENTES (4 personas)
  • 4 boles de arroz blanco
  • 4 pechugas de pollo
  • 1 cebolla tierna
  • 4 huevos
INGREDIENTES para la salsa donburi (donburi tare 丼タレ)
  • 4 cucharada de mirin (o en su defecto, sake, vino dulce de Jerez o vino blanco)
  • 2 tazas de caldo dashi (o preparado dashinomoto en polvo y agua)
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 3 cucharadas de salsa de soja

PREPARACIÓN
Empezaremos limpiando y colando el arroz. Prepararemos el arroz blanco en la hervidora (suihanki 炊飯器) o lo coceremos a la japonesa en una cacerola. Para el arroz del domburi deberéis usar un poco más de agua del que utilizaríamos para hacer arroz de sushi. Si os quedan dudas, echad un vistazo al artículo como preparar arroz japones
A continuación cortaremos el pollo en tiras o dados de unos 2 cm de grosor.
Después pondremos en la sartén los ingredientes de la salsa donburi (donburi tare 丼タレ). Primero calentaremos el mirin para que se le evapore el alcohol y a continuación verteremos el dashi y el resto de los ingredientes siguiendo el orden Sa-shi-su-se-so. En este caso, primero el azúcar y por último la salsa de soja, para que no se cueza demasiado.
Ahora echaremos el pollo a fuego fuerte para que se selle rápidamente sin peder sus jugos, así no quedará reseco.
Al cabo de un par de minutos, cuando el pollo haya quedado hecho por fuera, echaremos la parte blanca de lacebolla tierna cortada en juliana y la coceremos a fuego medio durante un par de minutos más sin dejar de remover. Los brotes verdes de la cebolla tierna los reservaremos para la guarnición.
Cuando se haya cocido, echaremos los huevos ligeramente batidos y removeremos. No hay que dejar que se cuezan del todo, así que ya podemos apagar el fuego cuando se hayan hecho un 80%. Pensad que con el calor residual de la mezcla acabara de cocerse por sí solo.
Y ya está. Ahora ya podemos servirlo sobre la base de arroz en el cuenco donburi y lo presentamos poniéndole por encima los brotes verdes de la cebolla tierna cortada en finos aros. También podéis añadirle tiras de alga nori tostada por encima (la que se utiliza para los makizushi)

PUERROS ESTOFADOS CON AVELLANAS

Hoy os traigo unos puerros que están deliciosos y rápidos de hacer para una cena o comida que no tengamos mucho tiempo, la receta es de Gordon Ramsey un chef que me gusta bastante.


INGREDIENTES:
Aceite de oliva
4 Puerros
2-3 dientes de ajo
3 ramitas de tomillo
1 nuez de mantequilla
150 ml de vino blanco
50 g de avellanas tostadas
2 cucharadas de perejil picado
Sal
Pimienta negra

PREPARACIÓN:
Para preparar la receta de Puerros estofados con avellanas (Braised leeks with hazelnuts)

En primer lugar, cocinamos los puerros en una sartén con mantequilla, dos dientes deajo aplastados, tomillo fresco y vino blanco.

Dejamos que reduzca el vino blanco con la sartén tapada, dejando una pequeña rendija. Cocinamos a fuego lento durante 12 minutos.

Mientras, preparamos las avellanas. Las sazonamos y las machacamos un pocoen el mortero.

Pasado el tiempo de los puerros, los espolvoreamos con el perejil y las avellanas picadas. Damos unas vueltas.

Emplatamos y servimos.

RAVIOLIS DE CALABAZA Y RICOTA FÁCILES

Unos raviolis fáciles de hacer, lo puedes rellenar de lo que quieras y quedán muy rico, esta receta es de la cocina rápida de donna Hay me gusta porque son rápidas, pero sanas, no dejeis de hacerla, ahora que estamos en tiempo de calabazas.
INGREDIENTES:
550 g de calabaza pelada y troceada
1 cucharada de aceite de oliva
250 g de queso ricotta
40 g de queso parmesano rallado
1 cucharada de orégano fresco picado
1 cucharada de perejil fresco picado
Sal
Pimienta negra recién molida
20 obleas de wantons
Queso parmesano extra rallado para servir
Para la salsa marrón de mantequilla:
50 g de mantequilla
4 ramas de orégano


PREPARACIÓN:
Para preparar la receta de Raviolis de calabaza y ricota (Pumpkin ricotta ravioli)

Lo primero que hacemos es poner a precalentar el horno a 220ºC.

Disponemos sobre una fuente de horno la calabaza y rociamos con aceite de oliva.

Horneamos la calabaza durante 20-25 minutos o hasta que esté dorada.

Mientras, en un bol, preparamos el relleno. Mezclamos la ricota con los 40 g de queso parmesano, el orégano y el perejil picado. Salpimentamos.

Ponemos una cazuela con agua a hervir para cocer luego los raviolis.

Extendemos sobre la encimera 10 obleas de wontons y disponemos sobre cada una de ellas dos cucharaditas de relleno y unos daditos de calabaza horneada.


Mojamos los bordes de los wontons con agua y disponemos encima de cada uno de ellos una oblea para cerrarlos. Presionamos los bordes para evitar que se salga el relleno al cocinarlos.

Vamos añadiendo los raviolis al agua hirviendo y dejamos cocer hasta que floten. En ese momento estarán listos. Sacamos los raviolis y los repartimos en dos platos.



Mientras, ponemos a derretir la mantequilla y cuando esté bien caliente añadimos las ramas de orégano. Cocinamos unos instantes.



Salseamos con la mantequilla y el orégano los raviolis y servimos con unos dados de calabaza horneada.