GALLETAS DE CREMA DE CACAHUETES

 Las galletas de crema de cacahuete son una receta de inspiración americana. La crema de cacahuetes es un alimento básico en cualquier cocina de Estados Unidos, se trata de un generador de buenas vibraciones constantes, un relleno para sándwiches de lo más completo y recurrente. Esta crema es mucho más sencilla de preparar de lo que parece, con cacahuetes y poco más tendremos listo este ingrediente tan especial. Solo nos quedará invertirlo en recetas como ésta, unas increíbles galletas que tendrán como ingrediente principal la crema de cacahuetes. Si quieres cocinar una merienda o desayuno saludable, toma nota de los pasos para crear unas galletas deliciosas.

 INGREDIENTES: 

  • 100 g (1/2 taza) de azúcar blanco
  • 100 g (1/2 taza) de azúcar moreno fino
  • 120 g (1/2 taza) de mantequilla, a temperatura de ambiente
  • 120 ml (1/2 taza) de crema de cacahuete
  • 1 huevo
  • 150 g (1 1/4 tazas) de harina de trigo
  • 4 ml (3/4 cucharadita) de bicarbonato de sodio
  • 2,5 ml (1/2 cucharadita) de levadura en polvo (Como Royal Baking Powder)
  • 1 pizca (1/4 cucharadita) de sal fina



PREPARACIÓN: 

  1. Bate bien la mantequilla (unos dos minutos) hasta que quede cremosa.
  2. Añade todo el azúcar y bate dos minutos mas.
  3. Ahora, añade la crema de cacahuete y el huevo, y mezcla hasta que queden incorporados.
  4. En otro bol, mezcla todos los ingredientes secos.
  5. Poco a poco, mezcla los ingredientes secos con la masa húmeda.
  6. Envuelve la masa en plástico y dejar en el frigorífico por al menos 3 horas.
  7. Precalienta el horno a 190°C (375°F)
  8. Forma la masa en bolitas de unos 3 cm.
  9. En la bandeja del horno, coloca las bolitas con bastante espacio entre ellos (unos 7,5 cm de separación).
  10. Aplasta las bolitas con el tenedor para hacer un diseño de cuadraditos
  11. Hornéalas hasta que queden doraditas, unas 8-10 minutos.
  12. Déjalas que enfríen un minuto en la bandeja y después colócalas en una rejilla para enfriar totalmente.
  13. Disfrútalas con café, té, o leche!

Qué disfrutes de tus galletas de crema de cacahuete!

BOLLOS SUIZOS

El bollo suizo, de todos conocido, es un bollo tipo brioche que debe su nombre por haber sido elaborado en el ya cerrado café suizo de Madrid, concrétamente en la calle Alcalá. Por los siglos XIX y XX.

Se servía en los desayunos y como merienda acompañados de un rico chocolate. En la actualidad, estos bollitos están presentes en casi todas las pastelerías españolas a pesar del tiempo transcurrido.


Ingredientes:
Para el prefermento:
     -   100g de harina de fuerza
     -   100g de leche templada
     -   3 g de levadura seca de panadero
Para la masa final:
     -   el prefermento
     -   450g de harina de fuerza
     -   150g de leche
     -   90g de azúcar

     -   2 huevos M
     -   5g de sal

     -  80g. De mantequilla a temperatura ambiente 

para la cobertura:

     - 1 huevo
     - licor de anís  o agua
     - azúcar 




PREPARACIÓN: 
Primero haremos el prefermento:
Mezclamos en un bol, la harina, la levadura y la leche templada. Lo dejamos reposar tapado hasta que empiece a burbujear. El tiempo dependerá de la temperatura ambiente. Por lo menos 1 hora.
Hacemos la masa final:
En la amasadora o robot ponemos, el resto de harina, la sal, la leche, los huevos, el azúcar y el prefermento. Amasamos hasta que todo esté integrado. Amasamos 1 minuto, dejamos reposar la masa 2 minutos, volvemos a amasar 1 minuto y dejamos reposar 2... así, hasta que la masa esté tersa.


Cuando tengamos una masa homogénea y tersa, añadimos la mantequilla troceada y seguimos amasando hasta formar una masa lisa, blandita pero que no se pega en las manos.
La tapamos con un paño y la dejamos reposar hasta que doble su volumen. El tiempo de levado depende de la temperatura ambiente. Al menos 2 horas.
Cuando haya doblado su volumen, la sacamos, la ponemos en la encimera ligerísimamente enharinada y la desgasificamos presionando ligeramente con las manos.
La cortamos en porciones de 60g más o menos. Así salen pequeños, si los quieres más grandes hazlos de 80g, es el peso que he usado yo. Ponemos un poco de harina en el peso para que no se peguen.
Boleamos cada una de las porciones, las colocamos en la bandeja de horno, las tapamos y las dejamos  en un sitio cálido para que vuelvan a levar y doblen su volumen.
Calentamos el horno a 250ºC . 
Mezclamos un poco de azúcar con unas gotas de licor de anís.
Cuando hayan levado y doblado su volumen, pintamos con huevo batido los bollitos y le hacemos un corte por arriba, les ponemos abundante azúcar humedecida con el licor de anís en el corte que hemos hecho al bollito.
Bajamos la temperatura del horno a 200ºC y metemos los bollitos. Los horneamos 10-12 minutos con calor arriba y abajo, sin aire,  si son los de 60g, si son más grandes debemos aumentar el tiempo de horneado hasta verlos doraditos por arriba. Los míos de 80g han tardado 13 minutos.
Dejamos enfriar y listos para degustar.





FUENTE: https://www.juliaysusrecetas.com

TORTA DE ACEITE DE ARANDA

Estas tortas de pan de aceite se van a convertir en un fijo en tu mesa. En Castilla es muy típico tomarlas con el lechazo, y nosotros las descubrimos cuando íbamos a comer lechazo a Aranda o a Roa. Las compraba siempre pero me costaba mucho encontrarlas más allá de las panaderías de esos pueblos o algunas panaderías de Madrid. Así que un día, decidí hacer estas tortas de pan de aceite .

Es un pan sano, con mucho sabor y muy suave que es ideal para picar y acompañar embutidos. Lo más importante en estas tortas de pan de aceite es por supuesto el aceite, que como mandan los cánones, tiene que ser de primera.


Por lo demás la receta de las tortas de pan de aceite es súper fácil. El pan, ya os lo he dicho muchas veces, se amasa casi solo dejándolo reposar, de modo que el gluten haga su parte y la miga se desarrolle con tiempo. Cuanto más tiempo mejor. Sin embargo, como este es un pan más plano, tampoco hay que estar horas de reposo. ya veréis que en un rato lo tenéis dando un aroma increíble en casa.


INGREDIENTES: 


  • 5 g de levadura de panadería seca
  • 5 g de azúcar
  • 500 g de harina de fuerza
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 300 ml de agua
  • 1 cucharada de sal en escamas 
  • 10 g de sal fina.

Preparación

1 En un bol poner el azúcar, la levadura, y 100 ml del agua y mezclar bien. Añadir entonces 75 g de la harina y amasar. Dejar reposar media hora nuestro prefermento rápido.

2. En un bol grande poner el resto de ingredientes, añadir el prefermento y amasar un poco. Añadir poco a poco el aceite hasta que esté completamente incorporada. Amasar para conseguir una masa lisa y elástica y dejar reposar una hora y media.

Ya hemos comentado varias veces que debe ser en un lugar seco, alejado de corrientes, y yo prefiero hacerlo cubierto (tengo un gorro de ducha de esos que regalan en los hoteles, que uso solo para tapar las masas en los reposos, pero si no tienes, puedes usar un trapo) en el horno apagado.

3. Pasado este tiempo, formar los panes. Podemos formar tortas grandes o más pequeñas. Una vez decidido el tamaño, dividir la masa, y con la ayuda de la mano ir aplanando la masa, hasta que quede una torta de una altura de 1,5cm de alto.

4. Una vez aplanada, hundir las yemas de los dedos de modo que queden marcados sobre la masa como en la focaccia. Colocarlas sobre un paño o sobre papel de horno y tapar con un paño húmedo. Dejar reposar una hora y media.

Mientras tanto,preparar un pequeño bol con aceite y reservar.

5. Precalentar el horno a 250º C.

6. Pintar con aceitetortas de pan de aceite y espolvorear con escamas de sal maldon. Bajar la temperatura del horno a 210º y hornear 20 minutos. Retirar del horno y pincelar de nuevo las tortas con aceite. Tomar cuando hayan perdido el calor.


Trucos y consejos

  • Puedes aromatizar con hierbas: romero, tomillo o la que prefieras
  • Utiliza harina panificable sin gluten para obtener una versión apta para celíacos
  • Tiempo de preparación: 3 horas y 40 minutos
  • Dificultad: fácil
  • Raciones: 5

BOLLOS CON PEPITAS DE CHOCOLATE

doowaps", "weikis" o, hablando claro, "bollos con pepitas de chocolate". Se mantienen un par de días tiernos si los conservamos en un tupper hermético, además, una vez fríos, los podemos congelar, y al descongelarse estarán como recién hechos. Pero te aseguro que no duran caen en un día,  una receta ideal para los peques de la casa y más sana que la bollería industrial. 




BOLLOS CON PEPITAS DE CHOCOLATE

INGREDIENTES: 15 bollitos

500 g de harina de fuerza
220 ml de leche desnatada (o entera)
80 g de azúcar
25 g de levadura fresca
60 ml de aceite de oliva virgen extra
2 yemas de huevo
1 cucharada/postre de esencia de vainilla
1 cucharadita/café de sal
150 g de gotas de chocolate negro (10 g por bollo)
Leche para pintar los bollos (o huevo batido o clara de huevo)




PREPARACIÓN:

En el bol de la batidora echamos 220 ml de leche tibia, a unos 40ºC. Añadimos 80 g de azúcar y 60 ml de aceite de oliva virgen extra. Colocamos la pala plana y batimos a velocidad media. Incorporamos 25 g de levadura fresca desmenuzada. Batimos un poco e incorporamos las 2 yemas de huevo. Echamos una cucharada de postre de esencia de vainilla. Añadimos 500 g de harina de fuerza, de entrada aproximadamente la mitad. Batimos con la pala plana a velocidad baja. Sin dejar de batir, vamos incorporando a cucharadas la harina restante. Echamos una pizca de sal. Una vez bien integrados todos los ingredientes vamos a cambiar la pala plana por el accesorio amasador. Amasamos a velocidad media durante 5 minutos. Rascamos los restos de las paredes, dándole a la masa forma de bola y tapamos. Dejamos reposar hasta que doble su volumen, más o menos 1,5 o 2 horas.

Enharinamos la superficie de trabajo y echamos la masa sobre ésta. Cortamos porciones de unos 60 g cada una, importante no estirar la masa para no romperla, mejor la cortamos con una espátula o cuchillo. Extendemos y aplanamos la masa de una porción dándole una forma redonda. Añadimos 10 g de pepitas de chocolate en el centro. Vamos doblando todos los lados hacia el interior, encerrando en el centro el chocolate. Le damos forma redonda y la colocamos sobre una bandeja de horno con papel vegetal. Así con todas las porciones. Tapamos los bollitos con un trapo limpio y dejamos reposar hasta que doblen su volumen, más o menos una hora y media.

Pintamos los bollos con leche, también podríais utilizar huevo batido o claras. Y al horno, precalentado a 180ºC calor arriba-abajo durante 17 minutos. Una vez horneados, los dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando estén totalmente fríos, se pueden congelar o guardarlos en un tupper hermético.
Si es que sobran......




FUENTE: http://www.lasrecetasdemj.com

HELADO DE LECHE MERENGADA

La leche merengada es una bebida muy refrescante que todavía se puede encontrar en heladerías tradicionales, junto con la horchata de chufas. El suave aroma a canela y limón me recuerda mi infancia. El helado de leche merengada es muy sano y nutritivo, y además bajo en colesterol ya que no lleva yemas de huevo, solo las claras a punto de nieve.



INGREDIENTES
  • 1 litro de leche
  • 250 g de azúcar para hacer la leche como bebida, 125 g para la leche y 125 g para el merengue (300 g de azúcar para hacer helado, 150 g para la leche y 150 g para el merengue) (1)
  • 1 ramita de canela
  • 1 corteza de limón
  • 3 claras de huevo
  • Canela en polvo para espolvorear el helado


INSTRUCCIONES
  1. Hervimos la leche con la corteza de limón y la rama de canela unos cinco minutos. Apagamos el fuego, añadimos el azúcar, removemos bien para que se disuelva, tapamos y dejamos enfriar por completo.
  2. La refrigeramos por lo menos 3 horas.
  3. Cuando la leche esté bien fría, montamos las claras a punto de nieve con un robot y vamos añadiendo el azúcar para hacer un merengue. Cuando el merengue esté bien duro, mezclamos con la leche fría con movimientos envolventes primero y luego ligeramente con unas varillas. Y ya la tenemos merengada. Enfriamos al menos otra hora en la nevera.
Como bebida
  1. Si vamos a consumir la leche merengada como bebida, servimos en vaso alto con pajita, espolvoreada de canela.
Como helado
  1. Si disponemos de heladera no hay más que meter la mezcla final cuando ya esté fría y poner la máquina en marcha.
  2. Si no tenemos heladera, metemos la leche aromatizada (antes de añadir el merengue) y ya bien fría en el congelador. Sacamos cada media hora y batimos con una batidora de mano. Cuando empieza a estar bastante helada, preparamos el merengue y mezclamos bien con movimientos envolventes. Continuamos la congelación, batiendo cada media hora, hasta que alcance la consistencia de helado.
  3. Si tenemos Thermomix, congelamos la mezcla final en varios recipientes de pequeño tamaño o en cubiteras. Cuando vayamos a servir el helado sacamos los bloques de los recipientes y batimos todo en la Thermomix a la velocidad máxima, ayudándonos con la espátula.
  4. Si os sobra leche merengada para beber no hay ningún problema, se congela y se consume en forma de helado. No se debe conservar sin congelar por la presencia de clara de huevo cruda.
  5. no dejéis de leer los consejos que doy al final para hacer este helado más cremoso.


NOTAS
(1) Para hacer la leche merengada sin azúcar, como yo, podemos usar tagatosa. Debe ser un endulzante sólido, que nos permita preparar el merengue, que es el que le da también suavidad al helado. La cantidad de tagatosa es la mitad que la de azúcar. Entonces usaremos toda la tagatosa en el merengue, sin añadirla a la leche, es decir, 150 g de tagatosa si vamos a hacer helado de leche merengada, y 125 g de tagatosa si vamos a preparar la bebida. Queda un merengue perfecto.






FUENTE: https://invitadoinvierno.com/

ENSALADA CAPRESE CON HELADO DE ALBAHACA

La ensalada caprese es una ensalada italiana (concretamente de Capri) compuesta de rodajas de tomate y de mozzarella fresca, y hojas de albahaca fresca, aceitunas negras,  regado con aceite de oliva. Nosotros Vamos a utilizar los mismos ingredientes , los mismos sabores pero le daremos un giro totalmente diferente en texturas. La ensalada es fuente mía y me encantó 
como quedó. Y quiero compartirlo con ustedes para puedan degustarlo.




INGREDIENTES: 

Para el helado de albahaca:
Ingredientes:
  • 600 ml. de nata para montar - 35% M.G
  • 200 ml. de leche
  • 5 yemas de huevo
  • 100 gr. de azúcar
  • 15-20 hojas de albahaca
  • Tres trozos de corteza de limón
  • Pizca de sal

Preparación:

Se debe hacer una crema inglesa. 

Mezclar la nata y la leche y llevar a ebullición con las hojas bien limpias. Cuando hierva apagar el fuego y dejar reposar 5 minutos. 

Mezclar las yemas con el azúcar y la sal hasta espumarlo y doblar su volumen. Escaldar las yemas (verter el líquido) con la mezcla de leche y nata, incluyendo las hierbas, mezclando con rapidez para que no se cuajen. 

Devolver la mezcla al cazo pasándola por un colador para retirar las hojas. Cocerlo a fuego bajo sin dejar de mezclar hasta que espese (son unos 5-10 minutos, no hace falta más).

Dejarlo templar y meter en el congelador en un molde apto (cristal o plástico) con film a piel (que el film toque la superficie del helado). Al cabo de una hora darle un batido enérgico con un tenedor (rompe cristales y hace que entre aire en la masa). Hacerlo al cabo de otra media hora y así hasta 4 o 5 veces, hasta que esté completamente helado. 

INGREDIENTES: 

Para los tomates asados:

- tomates cherry
- Romero fresco
- 2 dientes de ajo
- un chorro de aceite de oliva 

PREPARACIÓN:

En una bandeja para hornear ponemos todos los ingredientes y hornear unos 10 minutos que no se deshagan demasiado los tomates.


INGREDIENTES: 

Para la tierra de aceitunas negras:

Ingredientes:
1 bote de aceitunas negras deshuesadas

PREPARACIÓN: 
  1. Escurrir bien las aceitunas del bote, secarlas con papel de cocina y cortarlas por la mitad.
  2. Repartirlas por el plato del microondas, y programar 10 min. a temperatura máxima (en mi caso 900 W) comprobar como están, pero necesitaran casi seguro mínimo otros 10 min. para que estén bien deshidratadas.
  3. Programar otros 10 min. habrán reducido una tercera parte y dependiendo de cada microondas, en mi caso fue suficiente.
  4. Triturar hasta conseguir un polvo de aceituna negra "nuestra tierra" en el caso del huerto ensalada.


#:

Para la ensalada. :

Bolitas de mozzarella fresca 
Piñones tostados
AOVE

PREPARACIÓN.:

En un plato ponemos los tomates asados por encima los piñones tostados, las bolitas de mozzarella,  una bola de helado de albahaca, la tierra de aceitunas y un chorrito de AOVE



TARTA DE CHOCOLATE Y NARANJA

La combinación de chocolate y naranja es una mezcla que me encanta, si encima eliges un buen chocolate negro intenso y unas naranjas del país jugosas y con mucho sabor, es triunfo seguro y de aspecto de un auténtico profesional. Vamos con la receta.


Para el bizcocho base:
  • 3 huevos,
  • 75 g de azúcar
  • 75 g de harina de repostería,
  • aroma de vainilla.
Para la mousse de chocolate:
  • 245 g de nata de montar bien fría,
  • 280 g de nata de montar (esta no hace falta que esté fría),
  • 280 g de chocolate de buena calidad negro 

Para la crema de naranja (orange curd):

  • 600 mililitros de zumo de naranja natural (aproximadamente 6 naranjas grandes)
  • 230 gramos de azúcar
  • 60 gramos de mantequilla
  • 40 gramos de harina fina de maíz (tipo Maizena)
  • 4 huevos grandes (tamaño L) + 2 yemas
  • 1 pizca de sal
  • Ralladura de dos naranjas
Para el glaseado brillante de chocolate:
  • 5 g de gelatina en hojas,
  • 62 g de agua,
  • 112 g de azúcar,
  • 75 g de chocolate postres,
  • 15 g de cacao en polvo,
  • 32 g de nata de montar.

Preparación:
Del bizcocho:
Precalentamos el horno a 170º C (con ventilador, 180º C sin).
Ponemos en un bol o en el de la amasadora los huevos con el azúcar y la vainilla, los batimos a velocidad máxima hasta que espumen.
Tamizamos la harina 
Vamos añadiendo esta mezcla a la de los huevo poco a poco con la máquina a velocidad lenta y terminamos de integrarlo con una espátula.
Echamos la masa en el molde.
Horneamos unos 20 minutos a 170º C (con ventilador, 180º C sin).
Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
De la mousse de chocolate:
Calentamos en el micro o al baño María la nata con los 280 g del chocolate hasta que llegue a 45º C. Mezclamos bien
Semi montamos con las varillas, los 245 g de nata bien fría.
Mezclamos ambas preparaciones con una espátula y movimientos envolventes.
De la crema de naranja:
Lavamos muy bien las dos naranjas y rallamos su cáscara, por la parte más fina del rallador. Debemos rallar únicamente la parte exterior de la corteza de color naranja, ya que la parte blanca puede dar sabor amargo a la crema. Reservamos la ralladura.
2. Esta receta se puede preparar de dos maneras: al baño de María (que es la que yo he utilizado) o directamente en un cazo. Si decidís hacerlo en un cazo, lo importante, es que debe hacerse a fuego muy suave y remover continuamente, para lograr la textura deseada y que no se vaya a pegar al fondo.
3. Para el baño de Maria, ponemos a calentar agua en un cazo, en el que podamos introducir un cuenco resistente al calor, donde vamos a poner los ingredientes.
4. Aparte, en el cuenco que vamos a usar, ponemos los cuatro huevos y las dos yemas, agregamos el azúcar y con un batidor manual, mezclamos unos minutos, hasta que estén cremosos.
5. A continuación, agregamos el zumo de naranja y la pizca de sal y mezclamos nuevamente hasta que se integren bien todos los ingredientes.
6. En seguida, ponemos el cuenco al baño de María, el agua ya debe estar caliente y toda la cocción la realizaremos a fuego medio.
7. La mezcla la debemos remover continuamente, yo prefiero hacerlo con una cuchara de madera.
8. Cuando verifiquemos que la mezcla ya está caliente, le agregamos la harina fina de maíz (tipo Maizena), disuelta en un poco de zumo de naranja.
9. Continuamos revolviendo hasta que la mezcla espese, la dejamos un par de minutos más y la retiramos del fuego.
10. Finalmente, agregamos la mantequilla partida en trozos y la ralladura de las dos naranjas, mezclamos muy bien y dejamos enfriar completamente, antes de llevarla a la nevera.

11. Para guardar la crema, podéis usar frascos vacíos de mermelada previamente esterilizados.
12. Con las cantidades de esta receta, obtendremos algo más de 1000 gramos de crema de naranja. Que podéis utilizar para tartas o tostadas.

Del glaseado brillante de chocolate:
Ponemos a hidratar la gelatina en un bol con agua fría.
Ponemos a calentar en un cazo el agua con el azúcar, hasta que llegue a 105º C, retiramos del fuego.
Añadimos el chocolate, mezclamos bien, incorporamos el cacao en polvo, mezclamos de nuevo.
Por último añadimos la nata, volvemos a mezclar.Escurrimos bien la gelatina y la echamos en el cazo. Mezclamos bien, si es necesario con el turmix.
La colamos y pasamos a un bol, la dejamos templar hasta que llegue a 30º .

Cortamos el bizcocho en 3 y vamos intercalando mousse de chocolate y crema de naranja. Una vez tenemos todo bien cuajado podemos decorar a gusto yo la bañe con el glaseado de chocolate espejo.